jueves, 24 de octubre de 2013

JOYLAND...STEPHEN KING

El fin de semana salí en busca de un libro que mi hijo mayor necesitaba para el colegio, y como son tan pocos los momentos de ocio y soledad de los que dispongo últimamente, aproveché para caminar con lentitud y despreocupación entre la estantería curioseando los títulos expuestos, hojeando algunos que me llamaban la atención, me sentía deliciosamente cómoda, relajada y feliz en ese ambiente silencioso lleno de libros.No iba con la intención de comprar nada para mí, incluso, ya me marchaba, cuando mi mirada en retirada chocó en la sección de literatura de misterio con el nombre en letras blancas y grandes: STEPHEN KING...dí reversa inmediatamente y tomé el ejemplar entre mis manos; más abajo el título en letras más pequeñas y rojas: JOYLAND.  Leí  la sinopsis, y no pude evitarlo... lo compré inmediatamente. Se trata de uno de los últimos libros de el Maestro del Terror, del cual soy ferviente admiradora desde muy jovencita. De más está decir que lo devoré literalmente, sintiéndome una ladrona de minutos en medio de las siestas de mi pequeña bebé, mientras esperaba atender a alguien en mi trabajo, y con una lamparita en mi habitación mientras mi  durmiente marido soportaba con amorosa paciencia la intrusa claridad. Pues bien, ayer terminé la lectura, y hoy sucumbo a la tentación de lanzarme a entregarles la reseña de JOYLAND, espero que la disfruten.


Corre el verano de 1.973. Devin Jones es un estudiante universitario que encuentra empleo en un parque de atracciones llamado Joyland, este parque tiene una singular característica sin embargo: fue el escenario de un crimen espantoso: Una muchacha fue cruelmente asesinada en la casa embrujada del parque, y en torno a ese horrible acontecimiento se había tejido la leyenda que su fantasma se aparecía en ese lugar, muchas veces inclusive como parte de la macabra utilería de la atracción más oscura del parque. Devin se ve inevitablemente envuelto en el misterio del fantasma de Joyland. Sin embargo el parque de atracciones deparaba para él otras sorpresas. Conoce a Madame Fortuna-la vidente del parque-.Sus constantes aciertos en cuanto al reciente desengaño amoroso de Devin, lo hacen casi convencerse que ésta posee "la visión", por eso prestó especial atención al augurarle que conocería un niño que sería trascendental para su vida.
El augurio de la vidente se cumple, desatándose peligrosas situaciones que pondrán a Devin en el epicentro de la maldad de un ser tremendamente siniestro.
Un crimen no resuelto, un parque de atracciones de misterioso encanto, un fantasma que se resiste a ser olvidado, una mujer y un niño con poderes sobrenaturales, sumado a una época en la que los parques de atracciones eran el culmen de la diversión, hacen de esta historia una obra muy completa. Reconozco que carece de la espectacularidad de otras obras del autor, pero logra el objetivo de desarrollarse en una trama melancólica, misteriosa, atrapante, tiene además la ventaja que es muy ligera para leer, posee sus partes en los que honestamente da miedo-yo tuve que pedir compañía para ir a tomar agua una noche-. Maneja además elementos que son comunes en las obras de King, como los niños con poderes sobrenaturales, y por supuesto...los fantasmas.
Que si la recomiendo?   Abiertamente... Solo que quizás cuando regrese a mi ciudad el próximo parque de diversiones, no me acercare-ni dejaré que dos muchachitos que conozco se acerquen-, a la casa embrujada.
Gracias por visitar este blog....y nos leemos pronto!

jueves, 17 de octubre de 2013

A MIS HIJOS....

Hola a tod@s!.
Regreso después de una larga licencia por haber dado a luz a mi tercera hija Carolina del Mar, han sido unos meses muy intensos, pletóricos de felicidad y de abnegación cuidando ese hermoso regalo del cielo, mi nueva musa. Ya con 4 meses y medio de edad, siento que ha llegado la hora de volver a escribir, pues mi mente está lista para el retorno, así como mi cuerpo ha parido un ser maravilloso y perfecto, mi imaginación se encuentra ansiosa por dar a luz nuevas historias. Hoy vuelvo, con una poesía inspirada por aquellos que son el motor de todo lo que hago. A mis hijos: Jesús David, María José y la pequeña Carolina del Mar.

A MIS HIJOS

En el fragante jardín de mi existencia
tres hermosas flores crecen bien cuidadas
cada una con su fragancia excelsa
alientan mis días con su magia perfumada.

La primera de ellas nació en plena primavera
la rosa de mis sueños y primicias
traía entre sus espinas una dolorosa quimera,
más ésta se convirtió en mi delicia
al crecer la rosa, de mi jardín la primera.

La segunda flor brotó en marzo, una mañana
una dulce orquídea, tan única y bella,
su aroma me elevaba más allá de las estrellas,
de la rosa de mis amores, se convirtió en su hermana.

Los años azotaron mi jardín con inclemencia;
lluvias, vientos, soles, alegrías y sinsabores,
interminables estaciones no lograron en su crudeza
maltratar la rosa y la orquídea de mis amores.

Y justo cuando un otoño fiero
parecía quedarse sin tregua en mi terreno,
una noche de junio, con el mal tiempo en desafuero
contra toda adversidad, un rosado clavel,
brotaba en mi jardín, completo finalmente,
fragante aroma, dulzura de miel,
son tres flores, la tercera esperó pacientemente,
a ser plantada por el Supremo Jardinero fiel.








EN HONOR A LA INOCENCIA. !CON LOS NIÑOS Y NIÑAS NO SE METAN!

Como todas las madres y mujeres colombianas, repudio con toda el alma los hechos aberrantes de violencia y abuso contra los niños y ni...